Peligro: Imanes en el bolso

Hoy quiero dedicar un post a uno de los elementos más peligrosos para todo tipo de tecnología hoy en día: los imanes. Puede parecer una broma, pero por segunda vez un imán en el bolso me ha conseguido desmagnetizar una tarjeta de crédito y echar a perder la pantalla LCD de la cámara de fotos. Os preguntaréis como puedo ser tan estúpida de caer dos veces en la misma trampa. Pero el caso es que el imán antes no estaba y se ha formado recientemente por el cierre de broche de la funda de la própia cámara.

Una propiedad del magnetismo es que los imanes sometidos a un campo magnético pueden aumentar o verse alterados incluso en ausencia del campo original, como en los materiales ferromagneticos. Los cierres de broche de carteras o algunos bolsos suelen tener una ligera imantación en su mecanismo. Suele ser lo mínimo para cerrar, pero ahora la funda de la cámara en cuanto se acercan los extremos se ven atraídos con bastante fuerza. Y ¿de dónde suerge el campo magnético?. Mi hipótesis es que el problema proviene del movil. Al emitir y recibir llamadas los telefonos móviles generan campos electromagnéticos, por tanto si se reciben bastantes llamadas cerca del broche este se puede magnetizar e ir aumentando sus propiedades. Así que primera recomendación: cierres de velcro a ser posible (lamentablemente a día de hoy lo de llevar el móvil apagado no es opción).

Pero quienes son las principales víctimas de este problema, las tarjetas de crédito (toda aquella tarjeta con banda magnética) y los dispositivos con pantalla LCD (móviles, cámaras...). He visto en otro blog una recomendación, que en mi caso y desconociendolo funcionó. Se trata de proteger las tarjetas de banda magnética colocando debajo otras tarjetas que no tengan banda magnética. Otro truco que al parecer recomiendan en los bancos para las tarjetas que ya se han magnetizado es frotarlas contra un pantalón de tejido vaquero.

De todas formas, si la tarjeta de crédito empieza a no funcionar en determinados establecimientos, aunque en otros vaya bien, y no está rallada, sospechad que teneis un imán en vuestros bolsos o mochilas. Las tarjetas darán el aviso, pero las pantallas LCD son las siguientes en caer. He leido en Internet bastante sobre que las pantallas LCD no se pueden magnetizar, explicando que probablemente sean son golpes. Mi camara no ha recibido ningún golpe recientemente y doy fe de que ahora tiene una mancha con la forma y posición exacta del broche sobre un fondo blanco, dejándola completamente inutilizable.

En fin, espero que sirva de ayuda para que no os ocurra lo mismo lamentablemente llevar en un bolso/mochila el movil y la cartera con las tarjetas de crédito puede ser razón suficiente para que todo deje de funcionar en un momento cualquiera.

Comentarios

cachito ha dicho que…
yo estoy de acuerdo con que las tarjetas magnetizadas se restablecen en su uso frotandolas en un baquero, yo suelo vistir baquero pararme en la entrada del cajero automatico por si alguna chica con falda tiene ese problema y necesita frotar su tarjeta en algun pantalon solidario.

Entradas populares